Los mejores insecticidas

Te recomendamos los mejores insecticidas del mercado según el tipo de insecto que quieras eliminar. Hablamos de insecticidas para mejorar tu calidad de vida.

Actualmente estamos preparando cantidad de contenido interesante para que puedas erradicar cualquier tipo de plaga o los insectos que puedan aparecer en tu casa de manera ocasional.

Más adelante iremos incluyendo nuestros métodos para acabar con otros tipos de insectos, pero ahora os dejamos lo que a nosotros nos funciona con éxito desde hace varios años.

En el mundo de los insecticidas pasa como con cualquier otro producto, la calidad se paga, y creedme que merece la pena pagar algo más ya que se trata de productos que tampoco tienen un precio que no te puedas permitir, además, a mayor efectividad del producto, menor cantidad del mismo tendrás que gastar.

Ahora con la llegada del verano empezamos a sufrir la visita de moscas y mosquitos y dependiendo de donde vivas, cucarachas, hormigas, etc…

El hecho de vivir en una zona complicada para el tema de los insectos nos ha ayudado a estudiar métodos que sin ser 100% infalibles, nos ha ayudado a mejorar nuestra calidad de vida.

Es justo por eso que os vamos a ir explicando caso a caso y según nuestra propia experiencia los mejores métodos y productos para combatir los insectos.

🐜Tipos de insecticidas

En esta página hablaremos sobre los insecticidas LPU o Listos Para Usar (en inglés RTU Ready To Use) que suelen ser los típicos en espray o en polvo pero que no requieren de una preparación o mezcla por parte del usuario.

Dentro de los insecticidas listos para usar, encontraremos en distintos formatos:

Aerosoles.

El más conocido y sobre el que más foco haremos. Es el típico espray que puedes comprar en el súper.

Aerosoles de descarga completa.

Para cuando la cosa se pone fea. Este insecticida descarga su contenido de una sola vez, para ello debemos de abandonar la estancia y cerrar puertas y ventanas. Se dejará actuar durante un tiempo y otras cuantas horas para ventilar, según indique el fabricante.

Insecticidas según el tipo de insecto

¿Qué contienen los insecticidas?

Los insecticidas de última generación pertenecen a la familia de los insecticidas piretroides por contener algún tipo de “piretrina” como por ejemplo permetrina, tetrametrina, deltametrina, cipermetrina y ciflutrina, que son compuestos químicos muy estables, persistentes y seguros para los mamíferos.

Una de las características de estas sustancias es que a la hora de aplicarlas sobre el insecto, éste se vuelve más activo, de hecho, si por ejemplo rocías una cucaracha y notas este efecto de hiperactividad en ella, sabrás que el insecticida habrá hecho efecto.

En los últimos 20 años, los fabricantes han desarrollado productos que son menos tóxicos para las personas y para las mascotas. Cuando se aplican correctamente, estos productos son dirigidos más específicamente a la plaga y le reducen los riesgos a las personas.

¿Cómo usar un insecticida?

Aunque la mayoría de los insecticidas no tienen requisitos de EPP (Equipos de Protección Personal) específicos, siempre se deben de tomar las precauciones necesarias. Los insecticidas líquidos a menudo son más peligrosos cuando se usan que las formulaciones secas. Se requiere protección adicional mientras se mezclan o se preparan los insecticidas. En los casos en donde tiene que haber una exposición de rocío prolongada, o donde la aplicación se hace interiormente se debe de usar protección adicional.

Utilizar Ropa Protectora

Cuando la persona que aplica el insecticida (el aplicador) usa un rociador con un insecticida para las cucarachas dentro de la casa, ¿a dónde se va el rocío? La mayor parte se irá a donde el aplicador quiera que vaya, pero algo de insecticida rebota y le cae al aplicador. Los estudios han demostrado que un 80-90 por ciento de los insecticidas le caen al aplicador y se queda en sus manos y antebrazos. Con el simple uso de guantes y una camisa de manga larga se reduce drásticamente la exposición durante las aplicaciones.

En cualquier momento en que estés usando insecticidas, debes usar por lo menos una camisa de manga larga y pantalones largos. Escoje ropa hecha de algodón en vez de las mezclas de algodón/poliéster. También se deben de usar zapatos y calcetines. Evita usar sandalias, chanclas, y zapatos de tela o de lona para minimizar la exposición de los pies a los insecticidas líquidos. Los zapatos de piel son adecuados en el uso de la mayoría de insecticidas.

Protege la cabeza, ojos y manos.

Protegerse la cabeza es aconsejable, especialmente si vas a aplicar insecticidas en espray dirigido hacia el techo. En general, un sombrero de ala ancha es adecuado y es fácil de limpiar y le protege el cuello, los ojos, la boca, y la cara. Evite los sombreros con bandas para sudar ya que las bandas pueden absorber los insecticidas. Las gorras de estilo béisbol tienen cintas para el pelo que pueden absorber y retener los insecticidas. Los insecticidas pueden ser fácilmente absorbidos por los ojos y pueden causarles daño.

Usa gafas de seguridad o una máscara protectora cuando tal indicación se encuentre en la etiqueta.

Los guantes a menudo se necesitan para mezclar, para cargar y aplicar los insecticidas. Los guantes sin forro, de neopreno a prueba de líquido, butilo, PVC o nitrilo que cubren hasta el antebrazo son los mejores. Evita los guantes forrados porque el forro puede absorber los químicos y es difícil de limpiar. Los guantes de látex, comúnmente usados por el personal médico, no proveen la protección adecuada. Evita los guantes de algodón o de piel porque pueden absorber los insecticidas.

En la mayoría de los casos, usa guantes debajo de las mangas para asegurarte de que el insecticida no corra por las mangas y adentro del guante. Al trabajar con las manos arriba de la cabeza, enrolla la parte de arriba de los guantes adentro del puño de la camisa para asegurarte de que el insecticida no corra de los guantes hacia los antebrazos.

Protege tus pulmones

Los pulmones y la parte exterior del sistema respiratorio absorben fácilmente los polvos y vapores de los insecticidas.

Es por eso que la protección respiratoria es esencial cuando la etiqueta lo indique. La protección respiratoria se recomienda mientras se aplica un insecticida, aunque la etiqueta no lo indique.

¡Lávate bien!

La buena higiene personal es esencial. El jabón y el agua son un seguro de vida barato contra la contaminación de los insecticidas. Lávate las manos y la cara a menudo cuando trabajes con los insecticidas.

¡Nunca fumes, comas, bebas, o uses el inodoro después de manipular los insecticidas sin primero lavarte las manos!

Lava bien tus manos inmediatamente después de usar los insecticidas y antes de ponerte ropa limpia.

Precauciones al usar insecticidas

1 Lee y sigue todas las instrucciones de la etiqueta.

2 Guarda los insecticidas solamente en los contenedores originales, con su etiqueta.

3 Usa la apropiada ropa protectora como lo indica la etiqueta.

4 Nunca uses de nuevo un contenedor de insecticida para cualquier otra cosa.

No olvides que para cada insecto hay un insecticida específico, por eso si no encuentras lo que buscas entre nuestros artículos recomendados te animamos a que sigas buscando entre los miles de productos que existen en el mercado.

Encuentra el insecticida que necesitas

Lo mejor de nuestro blog sobre insecticidas

Polillas en casa, trucos para eliminarlasVirus del Nilo, evita picaduras del mosquito